PSICOLOGÍA

Impotencia tras una frustración. 

Impotencia tras una frustración.

Después de una breve explicación de lo que es la frustración y la impotencia, daremos inicio a nuestro articulo de hoy, les comparto esta anécdota cuya protagonista reservaré en anonimato por ética profesional, la misma será dividida en dos partes.

La frustración es la inquietud o molestia que surge del fracaso por no ver realizado aquello que esperábamos, y la impotencia es el intenso dolor emocional que surge de no poder subsanar una situación incómoda.

Primera Parte

Lo conocí en el mes del amor, en esos días en que cupido anda por ahí haciendo de las suyas y buscando a quien hacer caer en su juego, todo empezó en un grupo de fb creado por una amiga en común, todos socializábamos entre sí, es normal tratar de hacer amistades en esos grupos, aun mas cuando vienen de personas conocidas.

Yo, curiosa al fin, entre a su perfil para saber un poco más sobre él, al ver su foto su rostro quedo grabado en mi memoria, la verdad no es lindo, pero me impactó, valla sorpresa cuando al ratito recibí una invitación de su fb, me puse nerviosa, y en fracciones de segundos me cuestioné y me dije, oh, ¿será que se dio cuenta que estuve en su perfil?  ¿O FB me mandó la invitación automática?  Pasaron mil pensamientos por mi cabeza.

Pues resulta que el señor había hecho lo mismo, entro a mi perfil y visualizo todas mis fotos. Para no cansarles la historia me demoré unos minutos para aceptarle la invitación, un momento después entablamos una conversación, como es normal un saludo, luego nos presentamos, iniciaron unas que otras preguntas, más bien las típicas que haces cuando empiezas a tratar a alguien. ¿De dónde eres? ¿Dónde trabajas? ¿Dónde vives? ¿A qué te dedicas? ¿Casada o soltera? ¿Hijos? ¿Cuál es tu hobbie? Etc.

Esas conversaciones se volvieron una adicción con el paso de los días, Esos ¡buenos días! ¿Ya desayunaste? ¿Cómo va tu día? ¿Mucho trabajo? No se hacían esperar, más bien las atenciones eran de ambas partes, mostrábamos interés el uno por el otro, con él podía tratar cualquier tema, era capaz de sostener cualquier conversación, su madurez era admirable, esa persona se fue ganando mi corazón poco a poco,  me hizo sentir maripositas en el estómago, siempre tan pendiente de mí, sus llamadas me alegraban el día,  fue todo tan intenso,  tan rápido que les confieso que no tuve que verlo para enamorarme profundamente de él, me enamoró con sus atenciones a pesar de la distancia, con esas canciones que me abrazaban el alma, lo sentía muy mío.

La mujer que a mí me gusta, de Wason Brazoban se convirtió en mi canción favorita, seguida de ven tú, y eres mi reina. Fue un repertorio completo de canciones que si empiezo a enumerarlas no termino.

Les cuento que era un caballero en todo el sentido de la palabra y sobre todo muy discreto, como me divertía con sus ocurrencias, hacerme reír se convirtió en su pasatiempo favorito, en esos días de atracción, emoción, pasión y felicidad nos era difícil concentrarnos en el trabajo, solo existíamos nosotros y por ende el día no nos alcanzaba.

Era increíble todas las cosas que teníamos en común, parecía que habíamos nacido el uno para el otro, existía una buena química, y una excelente comunicación, pero…si, había un pero, ambos ya teníamos una vida hecha, habíamos llegado muy tarde a nuestro encuentro. Recuerdo que siempre me decía ¡Dios porque no te conocí antes, no sabes lo feliz que me haces, gracias por ser tan cariñosa! eres muy importante para mí, en ocasiones no podíamos hablar como estábamos acostumbrados por cuestiones de trabajo y esos días eran interminables, me decía: hoy te extrañé como no imaginas, no me abandones así, escríbeme, aunque sea de vez en cuando.

Podía sentir franqueza en sus palabras y mucha seguridad al ver las expresiones de su rostro en cada video llamada, tenía la certeza de que estaba dispuesto hacer cualquier cosa para tenerme en su vida, me declaraba su amor a cada  instante, era muy efusivo y expresivo, siento que llegué a conocerlo de una manera muy especial,  su preferencia por la lectura tanto a él como a mí  nos gustan los libros de superación personal y autoayuda, la buena música acompañada de una copa de vino, su pasión por el béisbol y el amor por su trabajo, todo eso lo hacía parecer tan perfecto para mí.

Un día, varios meses después de nuestras conversaciones me dijo, visitare tu país. Ese viaje lo haría por dos razones, ver a su madre y conocerme en persona, desde ese instante nos hicimos mil ideas de como seria nuestro primer encuentro, ¿cuál sería mi reacción y la suya? la verdad me inquietó mucho, pues era la primera vez que me pasaba algo así. Nunca había tenido ese tipo de contacto con nadie, y menos por las redes, no acostumbraba a ser tan abierta y vulnerable con un desconocido, un desconocido, al que ya amaba con locura y desesperación, valga la redundancia.

Me encantaba como hablaba de su madre y cual consentidor era con ella, trataba de complacerla en todo, pensé para mis adentros debe ser buen prospecto si trata a su madre como una reina, excelente padre de dos jóvenes a los cuales adora.

 

Continuará…

Noten como la protagonista de esta historia desvela sus más intensos sentimientos. Miles de historias como estas abundan provocando impotencia y frustración en sus protagonistas, esperemos la segunda parte de impotencia tras una frustración.

Haga clic para comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Más popular

Enter RD es una compañía que cumple con todos los estándares y normas de Internet.

La linea gráfica y contenido generado por nuestros editores son de la propiedad de Enter RD.

POLÍTICA DE PRIVACIDAD

RECIBE NUESTROS BOLETINES

BUSCA PUBLICACIONES POR FECHA

agosto 2018
L M X J V S D
« Jul    
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  
Hasta arriba